La generacion del 98

GENERACION DEL 98:

A partir del desastre del 98(perdida de las ultimas colonias de Cuba, puerto rico y filipinas) surge la coincidencia y la preocupación por la decadencia española ( su pobreza, su miseria, la injusticia social, el abandono económico y político...) y con ella la urgente necesidad de un cambio, de tomar las medidas para salir de esta situación.

En este contexto surge un grupo de escritores que será conocido como Generación del 98, que intentara reflexionar sobre las causas de esta situación, para así poder buscar soluciones: Miguel de Unamuno, José Martínez Ruiz "Azorin" Pío Baroja, Ramón del Valle-Inclan, Antonio Machado.

Con estos autores surgió la figura intelectual
(termino a cuñado por Unamuno): el nombre dedicado a la reflexión y la creación artística que, además, se comprometía con los temas de su tiempo.

Este grupo de escritores se caracteriza por proponer la renovación estética de la literatura anterior (como los Modernistas) y la "regeneración" del país mediante cambios sociales, políticos y culturales.

Se les denomina "Generación" porque cumplen una serie de requisitos para ello: edades cercanas, formación intelectual similar, se oponen a sus antecesores, utilizaron en muchos casos una temática común, entre ellos existieron relaciones personales y utilizaron un estilo común (lo que podríamos calificar de “Modernismo sobrio”)


jueves, 25 de noviembre de 2010

Pablo neruda: poema XX

video
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Escribir, por ejemplo: "La noche esta estrellada,
y tiritan, azules, los astros, a lo lejos".
El viento de la noche gira en el cielo y canta.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Yo la quise, y a veces ella también me quiso.
En las noches como ésta la tuve entre mis brazos.
La besé tantas veces bajo el cielo infinito.
Ella me quiso, a veces yo también la quería.
Cómo no haber amado sus grandes ojos fijos.
Puedo escribir los versos más tristes esta noche.
Pensar que no la tengo. Sentir que la he perdido.
Oír la noche inmensa, más inmensa sin ella.
Y el verso cae al alma como al pasto el rocío.
Qué importa que mi amor no pudiera guardarla.
La noche está estrellada y ella no está conmigo.
Eso es todo. A lo lejos alguien canta. A lo lejos.
Mi alma no se contenta con haberla perdido.
Como para acercarla mi mirada la busca.
Mi corazón la busca, y ella no está conmigo.
La misma noche que hace blanquear los mismos árboles.
Nosotros, los de entonces, ya no somos los mismos.
Ya no la quiero, es cierto, pero cuánto la quise.
Mi voz buscaba el viento para tocar su oído.
De otro. Será de otro. Como antes de mis besos.
Su voz, su cuerpo claro. Sus ojos infinitos.
Ya no la quiero, es cierto, pero tal vez la quiero.
Es tan corto el amor, y es tan largo el olvido.
Porque en noches como esta la tuve entre mis brazos,
mi alma no se contenta con haberla perdido.
Aunque éste sea el último dolor que ella me causa,

y éstos sean los últimos versos que yo le escribo.